Mejores Tensiómetros de 2020

Mejores Tensiómetros

¿Cúal es el Mejor Tensiómetro del Mercado?

Medir incorrectamente la tensión arterial puede ser la etapa preliminar de algunas enfermedades muy peligrosas. Si cuidamos adecuadamente de este factor de la saul, podremos asegurar una vida saludable y placentera; no solo para nosotros mismos si no para toda nuestra familia.

El tensiómetro es un haz bajo la manga de todos los médicos a la hora de detectar posibles problemas en la presión arterial, ya que ayudará tanto a profesionales de la salud como a cualquier persona con pocos conocimientos médicos a detectar de forma prematura problemas como hipotensión, hipertensión, arritmia, entre otros.

Afortunadamente existe una gran variedad de estos dispositivos médicos en el mercado, debido a esto, debemos conocer qué tipo de dispositivo se adapta a nuestras necesidades específicas. Por esta razón ponemos a tu disposición información sobre los mejores tensiómetros del mercado.

Comparativa de los Mejores Tensiómetros de 2019

NUESTRO GANADOR
Imagen
OMRON EVOLV - Tensiómetro de Brazo Todo en Uno, Inalámbrico, Bluetooth,...
Precio
Valoraciones
-
Opiniones
-
Prime
Medidas
10 x 8,5 x 12 cm
Peso
4,54 g
Precio
MEJOR CALIDAD-PRECIO
Imagen
OMRON M7 Intelli IT - Tensiómetro de brazo, Bluetooth, aplicación OMRON...
Precio
Valoraciones
-
Opiniones
-
Prime
Medidas
12,4 x 16,1 x 9 cm
Peso
549 g
Precio
Imagen
Omron Healthcare M6 Comfort Monitor de presión arterial automático de braz,...
Precio
Valoraciones
-
Opiniones
-
Prime
Medidas
12,4 x 9 x 16,1 cm
Peso
381 g
Precio
Imagen
Medisana MTS Tensiómetro para el brazo, pantalla de arritmia, escala de colores...
Precio
Valoraciones
-
Opiniones
-
Prime
Medidas
26,5 x 22,5 x 19,5 cm
Peso
4,54 g
Precio
EL MÁS BARATO
Imagen
Tensiómetro de Brazo BROADCARE con Manguito adaptable a Brazos de cualquier...
Precio
Valoraciones
-
Opiniones
-
Prime
-
Medidas
26,5 x 22,5 x 19,5 cm
Peso
4,54 g
Precio

Mejores Tensiómetros por Tipos

Mejores Tensiómetros Digitales

TOP VENTAS

Mejores Tensiómetros Manuales

Mejores Tensiómetros de Brazo

Mejores Tensiómetros de Muñeca

Mejores Tensiómetros Reloj

Mejores Tensiómetros Aneroides

Mejores Tensiómetros Homologados

Mejores Tensiómetros Profesionales

Mejores Dispositivos por Marcas

Mejores Tensiómetros Omron

TOP VENTAS

Mejores Tensiómetros Beurer

Mejores Tensiómetros Welch Allyn

Mejores Tensiómetros Microlife

Mejores Tensiómetros Braun

Mejores Tensiómetros Visomat

Mejores Tensiómetros Hartmann

Mejores Tensiómetros Tensoval

¿Qué son y para que sirven los tensiómetros?

El nombre profesional de los tensiómetros es esfigmomanómetro, son implementos utilizados por profesionales de la salud que permiten establecer una medición indirecta de la salud arterial. Actualmente su uso ya no está limitado a profesionales, sino que se ha comercializado de tal manera que ha llegado a manos de quienes necesitan un monitoreo constante de su salud arterial.

Como se mencionó anteriormente, este dispositivo médico permite detectar problemas médicos a tiempo. Esto se logra ya que los dispositivos modernos detectan la presión sistólica y diastólica de forma completamente automática, lo que no solo te permite obtener una presión confiable sino que  también su uso es más sencillo para todos quienes adquieran este dispositivo de medición.

¿Cúantos tipos diferentes hay?

La comercialización de estos esfigmomanómetros nos ha permitido gozar de una variedad muy extensa de marcas y modelos, intentado satisfacer las necesidades de quienes necesitan este tipo de implementos. Estos dispositivos nos ofrecen características y funcionalidades que varían según el modelo, por lo que es imperativo adquirir uno que nos brinde seguridad y tranquilidad durante las mediciones.

Digitales

Este tipo de dispositivos a diferencia de los analógicos, son mucho más intuitivos y fáciles de usar. Los resultados de la medición se mostrarán en una gran pantalla, que permite a personas mayores o personas con problemas de la salud visualizar su resultado fácilmente.

Manuales

No por nada son los dispositivos más usados en los centros médicos durante los últimos años, ya que ofrece la precisión más exacta del mercado. Sin embargo, para un correcto uso de estos dispositivos se necesitará conocimientos básicos sobre medicina local, lo que puede ser un inconveniente a largo plazo.

De brazo

A diferencia de los anteriores, este dispositivo médico trabaja de forma totalmente automática, evitando la necesidad de tener conocimientos en el área de la medicina. Su principal característica es que no tienen ninguna dificultad al momento de realizar la medición, además cuentan con una guía en donde podrás comparar tus resultados con los parámetros recomendados de la Organización Mundial de la Salud.

De muñeca

En la actualidad, estos dispositivos se han vuelto tan útiles y modernos como los de brazo. No obstante este tipo de dispositivos están enfocados a un uso menos frecuente. Una principal ventaja de este tipo,  es que tienen un peso ligero permitiendo que se puedan transportar a cualquier parte que se necesite.

Reloj

Este singular tensiómetro es ideal para amantes de los deportes ya que no sólo te brinda información completa sobre tu tensión arterial. También contiene gran variedad de funciones como contador de calorías, distancia, aeróbicos, etc. Además de ser preciso, es moderno y su uso es completamente automático.

Aneroides

Los dispositivos aneroides están sujetos a la aprobación de organismos de salud, que son quienes verifican los rangos aceptables de variación de los resultados. Además, los aneroides cuentan con la mayor cantidad de características y funciones, tanto para profesionales como para quienes desean mantenerse saludables.

Homologados

La variedad de estos dispositivos que existen en el mercado es exuberante, pero no todos los dispositivos que están en venta son aprobados clínicamente. Que un dispositivo esté homologado, es un sello de seguridad para quien lo adquiere, pues puede estar seguro que estos dispositivos brindarán resultados sumamente confiables y precisos en todo momento.

Profesionales

Este tipo de dispositivos son los más exactos que pueden haber, están diseñados para un uso netamente profesional para entregar a sus pacientes una medición precisa. Si eres un profesional y tienes el basto conocimiento que necesitas para cuidar adecuadamente de tus pacientes, este es el tensiómetro indicado para ti.

¿Cómo funcionan los tensiómetros?

Para que una medición arterial se realice de forma correcta, el brazalete de  los dispositivos deben ejercer la presión necesarios sobre nuestra pared arterial. De forma que los sensores integrados dentro, detectarán y analizaron la cantidad sangre que es bombeada por nuestro corazón durante cada latido.

Durante este procedimiento el brazalete detectara lo que se le conoce como presión sistólica, es decir la sangre que es bombeada por nuestro corazón. También detectará los momentos en el que nuestro corazón está en reposo, presión diastólica. Una vez analizados estos tipos de presiones nos entregará un resultado en milímetros de mercurio mmHg. Lo que facilita su lectura después de haber terminado el procedimiento.

¿Hay que calibrarlos?

Para que un tensiómetro pueda entregar un resultado de calidad es necesario que previamente a cualquier medición se haya calibrado. Una incorrecta o inexistente calibración puede llevar a que los dispositivos entreguen resultados incorrectos, provocando graves problemas en un futuro. Por lo que es muy importante calibrar nuestros dispositivos antes de utilizarlos.

La calibración de estos implementos médicos va según su tipo, en el caso de relojes-tensiómetros, automáticos, digitales, de brazo, de muñeca, entre otros. No necesitan una calibración, sino una comparación para saber qué tan exacto es el resultado de nuestra tensiómetro recién adquirido.

¿Cómo calibrar un tensiómetro?

Si poseemos un tensiómetro manual, profesional, homologado o aneroides. Se recomienda que la calibración se realice por al menos dos veces al año, de esta forma vamos a garantizaR un resultado preciso por más tiempo.

La calibración de estos dispositivos resulta problemático, pues se necesita de implementos especiales para hacerlo de forma segura. Para personas que tienen estos dispositivos se recomienda llevarlos a centros de salud para que un profesional lo calibre, no debes olvidar mantener una constante limpieza de tu tensiómetro, para que la calibración sea más duradera después de haberlo calibrado.

Tensiómetros de Brazo o de Muñeca ¿Cúal es mejor?

Muchas personas prefieren los tensiómetro de brazo, ya que son mucho más fáciles de usar que los de muñeca. En los casos de los esfigmomanómetro para brazo, son más completos y poseen características que permiten un uso más prolongado. Solamente deberás estar relajado y colocar tu brazo en una posición cómoda para realizar una correcta medición arterial.

En lo que se refiere a esfigmomanómetros para muñeca no son difíciles de usar pero están orientados a otro tipo de pacientes. Si bien es cierto que cuenta con una menor cantidad de funcionalidades y características, cumplen muy bien con su función principal; por lo que la diferencia yace en gustos y preferencias.

¿Cómo elegir el mejor tensiómetro según nuestras necesidades?

Los valores de nuestra presión arterial cambian constantemente, por la mañana la presión suele ser mucho más alta en comparación al resto del dia. Tener en cuenta esta situación es muy importante ya que determinará qué tipo de tensiómetro debemos adquirir. Adquirir un tensiómetro es tener la salud al alcance de nuestra mano, pues evitaremos posibles problemas cardio y cerebrovasculares que, en el peor de los casos… puede provocar la muerte.

1. Comodidad

Puede ser que no sea un requisito indispensable, pero para quienes sufren alergias, piel sensible es un término a tener en cuenta pues hay algunos con materiales hipoalergénicos con los cuales pueden evitar llevarse un mal rato. También es importante para quienes necesitan un monitoreo diario ya que si no te sientes a gusto con tu producto puede perjudicar al resultado final.

2. Memoria

Tomar nota  a parte de nuestros resultados es incomodo, en especial para quienes deben tomar su tensión frecuentemente. Existen algunos que te permiten a acceder a mediciones anteriores en cualquier momento, dispositivos que sacan un parámetro personalizado o incluso hay algunos que te permiten guardar 100 registros por cada usuario, debes encontrar uno que se adapte completamente a tus necesidades.

3. Facilidad de uso

Actualmente estos dispositivos no cuentan con una gran dificultad de uso, pero incluso dentro de la simplicidad podemos encontrar dispositivos que ofrecen una interfaz más o menos intuitiva. No obstante existen dispositivos como los manuales, aneroides, homologados, que pueden aparentar cierta complejidad para los cuales se necesitará un conocimiento básico en medicina. Pero puedes adquirir uno que no necesite más que apretar unos cuantos botones para estar al tanto de tu salud.

4. Marcas

Si eres de aquellas personas que optan por lo seguro, puedes apoyarte en una marca que esté avalada por algún organismo regulador. De forma que estarás tranquilo y seguro al saber que tu tensiómetro ha pasado por una serie rigurosos exámenes para obtener su sello de seguridad y recomendación. Optar por las marcas más reconocidas te evitará las posibilidades de realizar una mala compra, además de que este tipo de dispositivos gozan de prestigio y calidad.

5. Precio

Es muy importante tener qué tipo de tensiómetro podremos adquirir según nuestro presupuesto. Por lo general los precios más elevados corresponden a productos con una calidad y duración mucho mayor, pero no tiene sentido comprar un tensiómetro lleno de funciones y características que nos vas a utilizar. Puedes optar por adquirir uno de precio medio, pues cuentan con las funciones necesarias y con una calidad suficiente.